Miniseries

Miniserie es un género televisivo semejante a una telenovela, pero de corta duración. Se diferencia de la series principalmente por tener un número de episodios previamente estipulado y por seguir una línea argumental con desenlace a lo largo de la misma. Se considera que Raíces (1977) fue el primer éxito del formato, que lo impulsó en todo el mundo.

El formato de miniserie apareció en Estados Unidos al menos desde 1966, con la emisión por la cadena ABC de una adaptación de The Rise and Fall of the Third Reich (Auge y Caída del Tercer Reich), producida por David L. Wolper. El término se hizo habitual a mediados de los años 1970, especialmente con el éxito de Hombre rico, hombre pobre (Rich Man, Poor Man), en 1976, basado en la novela de Irwin Shaw.

Raíces (Roots) (1977) de Alex Haley es considerado el primer éxito masivo del formato. Su masividad en los Estados Unidos estuvo asociado al horario: las doce horas de su duración total fueron divididas en ocho episodios emitidos en noches consecutivas, terminando en un episodio final que alcanzó 71% de share, con una audiencia de 130 millones de telespectadores.

La revista TV Guide de EEUU consideró a la miniserie Jesus of Nazareth (miniserie) como la mejor de todos los tiempos